Inicio  ·  Aviso legal  ·  Accesibilidad  ·  XHTML 1.0  ·  CSS 2.1  ·  RSS  ·  Contactar
FacebookTwitterYoutube       
Buscar
 
 
Compartir en facebook

Degusta los productos de la Reserva de Biosfera


Degustar los productos de la isla debe formar parte inseparable de la experiencia de visitar esta reserva de biosfera y se convierte en una de las formas más placenteras de conservar los valores naturales y culturales de la isla. Os presentamos una pequeña muestra de los productos hechos en Menorca que podemos disfrutar. Productos producidos artesanalmente, genuinos por las condiciones específicas de la tierra y por la forma como están hechos, que en muchos casos es una muestra de la huella que han dejado las múltiples culturas que han pisado esta isla.

Podreis encontrar estos productos locales en muchos comercios, mercados y restaurantes de la isla. Además muchas fincas agrarias ofrecen directamente los productos que producen como quesos, embutidos y miel, ofreciendo al visitante la posibilidad de ver el proceso de elaboración.
 

  • Queso Mahón-Menorca, denominación de origen protegida Mahón-Menorca 

El queso es y ha sido un producto característico de Menorca. Factores geoclimáticos como la temperatura, la humedad y la luz, junto con el proceso de elaboración y prácticas de envejecimiento tradicionales, han condicionado de manera determinante las características finales, el aroma y el sabor del queso Mahón-Menorca.
La historia del queso se remonta a la prehistoria (3000 aC). Durante el periodo de la dominación británica, los gobernadores de la isla reestructuraron la producción lechera y contribuyeron a dar un nuevo impulso a la comercialización del queso, que se exportaba en barco desde el puerto de Mahón.
El queso Mahón-Menorca se elabora con leche de vaca y es madurado exclusivamente en la isla. Se distinguen dos tipos de queso según el tratamiento previo a que ha sido sometida la leche: el queso Mahón-Menorca artesano, elaborado con leche cruda acabada de ordeñar, sin que haya sido sometida a ningún tipo de tratamiento de conservación, y el queso Mahón-Menorca, elaborado con leche sometida a algún tratamiento de conservación, como por ejemplo la refrigeración y/o la pasteurización. Según el tiempo de maduración, estos dos tipos de queso se clasifican en tierno, semicurado o curado.

 

  • Miel de Menorca, marca de garantía Mel d'm' 

La miel producida en Menorca ya gozaba de buena reputación en el siglo XV, cuando el rey era uno de los principales consumidores. De hecho, existe documentación sobre las partidas de miel que se enviaban a la Corte. En el 2006, se creó la marca de garantía Mel d’m’. Con una producción bastante reducida, los elaboradores producen miel de gran calidad. En el reglamento quedan amparadas la miel de mil flores y la miel monofloral de zulla, de brezo, de zarza y de romero. Puede obtenerse y comercializarse como miel centrifugada y miel en panales.
La miel más característica procede de la flor de zulla, especie muy extendida en este territorio isleño debido a su implantación básicamente para la alimentación del ganado bovino. Esta miel se caracteriza por ser de color blanco opaco, olor débil y sabor ligero.

 

  • Productos de la pesca

El pescado es un producto que siempre ha estado presente en la cocina menorquina. La flota pesquera de la isla opera con barcas pequeñas tipo laúd, que desembarcan el producto pescado en tres cofradías de pescadores: Maó, Ciutadella y Fornells. Algunas de las especies más comunes son el mero, el pulpo, la anguila, el cabracho, el calamar o la sepia.
También merece especial atención la langosta de Menorca, crustáceo que vive en fondos rocosos de la isla en grupos más o menos numerosos. Está considerada como un manjar exquisito. Su carne, que se encuentra casi toda en el abdomen, es delicada y firme. El sabor es de marisco, fino y suave, y la textura ligeramente hilachosa. En Menorca se sirve a la plancha, donde se denota más su sabor, pero merece especial atención la famosa caldereta de langosta menorquina, manjar muy valorado por el turismo de la isla.

 

  • Embutidos de Menorca

En la isla hay una gran tradición de elaboración de embutidos, que, como en el resto de los embutidos del área mediterránea, está ligada a la matanza del cerdo, que en Menorca recibe el nombre de porquejades. En esta práctica ancestral se mataba el animal y se preparaba su carne en forma de distintos embutidos; entre los más valorados están la sobrasada, el botifarró (morcilla), la carn-i-xulla (longaniza) y el camallot o cuixot (pernil).
La carn-i-xulla es probablemente el embutido más antiguo de Menorca. Su origen se remonta a la antigua charcutería romana. Es un embutido crudo y curado típico de la isla de Menorca, elaborado con magro y grasa de cerdo, adicionando sal, pimienta blanca y negra.
El origen de la sobrasada se remonta a la historia antigua, a la época de máximo desarrollo y esplendor de los territorios de Oriente Medio. A lo largo de los siglos la sobrasada fue arraigando en la sociedad menorquina y pasó de ser una simple forma de reserva de carne a un signo característico de una gastronomía propia. La sobrasada de Menorca es un embutido crudo, madurado y elaborado a partir de carne magra de cerdo y tocino, triturados y sazonados con pimentón, guindilla y sal. En Menorca se comercializan dos variedades de sobrasada: tierna y envejecida o curada.

 

  • Ternera de Menorca. Marca de garantía Vermella Menorquina

La Asociación de Ganaderos de Ganado Bovino de Raza de Menorca, con el fin de proteger la raza de vaca menorquina, creó la marca de garantía Vermella menorquina, que promueve las razas autóctonas de ganado y controla su trazabilidad desde las diferentes explotaciones ganaderas hasta los expendedores minoristas.

 

  • Cordero de Menorca, Anyell de llet de Menorca
La Asociación de la Oveja Autóctona de Menorca, junto con la SAT Anyell de llet de Menorca, asocia a la mayoría de ganaderos de ovino interesados en la conservación de la raza de oveja de Menorca y que tienen como finalidad obtener la máxima calidad de la carne; es por ello que ya hace años que controlan la trazabilidad de los animales.

  • Repostería y pastelería
Las pastas y los dulces nunca faltan en la mesa menorquina, sobre todo en fechas señaladas. Lo más sorprendente del arte de la repostería es que, a pesar de utilizar tan pocos elementos (harina, azúcar, huevos, grasa y levadura), se puedan elaborar productos tan variados y diferenciados como pueden ser ensaimadas, crespells (pasta rellena, de forma circular y puntas redondeadas, normalmente rellena de conserva), rubiols (empanadillas de verdura, pescado o carne), dolses (azucarillos), formatjades (empanadas) o buñuelos.

  • Gin de Mahón, indicación geográfica 
El gin (ginebra) de Mahón es una bebida espirituosa de marcado sabor a enebro, obtenida por destilación de alcohol y que posee protección de su indicación geográfica. El gin tuvo gran importancia durante la ocupación británica. Durante los siglos XVIII y XIX el gin se fue consolidando como bebida popular y se hizo inseparable de cualquier acontecimiento remarcable en la isla. Junto con el caballo menorquín se ha convertido en uno de los protagonistas de las fiestas populares.

  • Vi de la Terra Illa de Menorca, indicación geográfica protegida Isla de Menorca 
En Menorca la viña se cultivó durante el Imperio Romano, manteniéndose incluso entre los musulmanes. Su época de esplendor llegó en el siglo XVII. A partir de 1980 se manifestaron diversas iniciativas para recuperar su cultivo y en el año 2000 experimentó una importante reavivación.
Los vinos menorquines tienen una notable personalidad. Los vinos blancos y rosados son frescos, ligeros, aromáticos y elegantes, con un amplio caudal aromático. Los tintos tienen mayor cuerpo, volumen y dulzor, es decir son vinos muy maduros con notas espirituosas, aromas que recuerdan frutos negros maduros, elevado potencial alcohólico y gran persistencia. Las variedades aptas para la elaboración del vino de la tierra son la uva blanca (chardonnay, macabeo, malvasía, moscatel de Alejandría, parellada, moll o prensal blanco) y la uva tinta (cabernet sauvignon, merlot, monastrell, syrah y tempranillo).

  • Artesanía de Menorca
La artesanía define muy bien la idiosincrasia de un pueblo, la manera de adaptarse al entorno y de adaptar éste a los intereses del ser humano, además de ser testigo de los nuevos usos y las creaciones más diversas con la transformación de algunos oficios y la irrupción de otros. Por un lado, la actividad artesanal ha contribuido a la cultura visual y característica de la isla, pues no está de más decir que el paisaje es la creación cultural forjada por las diferentes sociedades y sus costumbres a lo largo del tiempo. Por otro lado, esta misma actividad es transmisora de una manera de vivir y de relacionarse con el entorno como fuente de inspiración. Por todo ello, hay que ser conscientes de la importancia de las labores que el ser humano ha ido, y está, desarrollando en Menorca, y mantener aquellos valores por los que la isla fue declarada Reserva de Biosfera.
A día de hoy, básicamente se puede hablar de cinco grandes familias de oficios (del campo, del mar, de las fibras y los tejidos, de la vida cotidiana y de las artes), dentro de las cuales encontraremos una perfecta simbiosis entre tradición e innovación. Es así como encontramos oficios tan arraigados en la isla como los de zapatero, joyero, arader (aperador) o ceramista, que siguiendo los conocimientos transmitidos de generación en generación aplican nuevos métodos para hacer de sus piezas algo único. Igualmente, oficios como el de mestre d’aixa (carpintero de ribera), maestro de pared de piedra seca, espartero, herrero o ensogador de sillas mantienen vivo el testimonio y la singularidad de sus predecesores.
Asimismo, en la isla se pueden encontrar los productos de los artesanos integrados en la marca de garantía Artesania de Menorca, un distintivo que cede el Consell Insular por el que se certifica su autenticidad, calidad y procedencia. Piezas únicas, personalizadas, artísticas y funcionales, todas pensadas con la ilusión de aquel que de su oficio ha hecho su forma de vida. Artesania de Menorca, una historia humana en cada producto.

  • Productos producidos a través de la agricultura ecológica
Desde mediados de los años 90, un conjunto de agricultores de Menorca opta por producir sus productos a partir de agricultura ecológica, mucho más respetuosa con el entorno y con el manejo de los animales. El 2002, los productores ecológicos deciden agruparse y nace la Asociación de Productores de Agricultura Ecológica en Menorca (APAEM), actualmente formada por 50 socios. En 2008 en el seno de esta asociación se crea la Cooperativa Agraria Ecológica de Menorca Econura, que expande la comercialización de los productos ecológicos por toda la isla.
La variedad de productos cultivados mediante agricultura ecológica es tan extensa como rica y diversa es la propia alimentación mediterránea, pero en Menorca principalmente se obtienen frutas, hortalizas, queso, carne, huevos, embutidos, pan, pastelería, vino y miel. Los productores ecológicos de Menorca defienden también la producción local y la utilización de las variedades locales de la isla, ya sean vegetales o animales. Además, las variedades locales pueden ofrecer sabores, aromas, formas o colores distintos a los estándares actuales, una calidad organoléptica cada vez valorada más positivamente.
En esta línea, el uso de variedades locales es de gran importancia en agricultura ecológica, puesto que estas especies muestran mejor adaptación a las técnicas de cultivo tradicional, así como a las características climáticas, edáficas y sanitarias de la zona, manteniendo la diversidad genética, tan necesaria y tan amenazada en la actualidad.
Gracias a esta expansión de la producción ecológica, hoy en día se pueden encontrar productos ecológicos en muchos establecimientos especializados de la isla, así como en los diversos mercados agrarios que se celebran periódicamente en cada pueblo.



 

 
Imatges relacionades
 

 
 
Reserva de la Biosfera de Menorca Consell Insular de Menorca Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente  MAB
 
IME OBSAM Associació Leader Consorci de Residus Urbans i Energia de Menorca IDE Menorca Web Turisme Menorca
Agència Menorca Reserva de Biosfera  -  Conselleria de economia, medi ambient i caça / Consell Insular de Menorca / Plaça Biosfera, 5 / 07703 Maó (Menorca) Illes Balears / Tel: 971 35 62 51