Proyecto de Tratamiento de Residuos Voluminosos TIV Menorca

Consell Insular de Menorca y el Consorcio de Residuos y Energía de Menorca, dispuestos a asumir la gestión del Proyecto de Tratamiento de Residuos Voluminosos TIV Menorca


El Consell Insular de Menorca y el Consorcio de Residuos y Energía de Menorca están dispuestos y de hecho ya trabajan para asumir la responsabilidad de gestión del Proyecto de Tratamiento de Residuos Voluminosos (TIV Menorca SLU), actualmente a cargo de Cáritas Diocesana de Menorca.

La presidenta Maite Salord; el conseller de Medio Ambiente y Reserva de Biosfera, Javier Ares (en calidad de presidente del Consorcio de Residuos y Energía de Menorca); la alcaldesa de Maó, Conxa Juanola; y el director de Cáritas Diocesana de Menorca, Joan Mir, explicaron hoy las actuaciones que se están llevando a cabo para que la Planta TIV Menorca pase a ser de gestión pública.

El proyecto, construido y puesto en marcha en 2008, con el acuerdo y el apoyo de todas las administraciones de la isla, ha asumido con los años una fuerte carga de deuda que, a día de hoy, hace inviable la su continuidad. Por este motivo, Cáritas Diocesana de Menorca solicita al Consorcio de Residuos y Energía de Menorca (integrado por la institución insular y todos los ayuntamientos de la isla) que asuma la responsabilidad del tratamiento de residuos voluminosos siempre con el objetivo de unificar la gestión de la Red de Centros de recogida y su tratamiento en la nave TIV Menorca.

Hay que decir que la entrada en vigor, en 2010, de la Red de Puntos Limpios Municipales por parte del Consorcio de Residuos de Menorca, y su gestión a través de un concurso público, no ha propiciado que el Proyecto TIV Menorca, de iniciativa privada, pueda ser receptor de voluminosos que son acumulados y gestionados desde los puntos limpios municipales. Ante esta situación, que el Consorcio de Residuos asuma la gestión hará posible un tratamiento de residuos voluminosos adecuado y adaptado a la normativa vigente.

Maite Salord ha destacado la labor social llevada a cabo por Cáritas Diocesana de Menorca a beneficio de los colectivos en riesgo o en situación de exclusión social. De esta manera y como servicio público que da a toda la isla, la institución insular ha solicitado el apoyo del Gobierno de las Islas Baleares. "Estamos trabajando de manera conjunta Consorcio, Ayuntamiento de Maó, Cáritas Menorca y Govern, con el fin de dar continuidad al servicio", dijo. Hay que decir que la planta se construyó a través de una concesión demanial en los terrenos municipales propiedad del Ayuntamiento de Maó. Esta nueva planta fue levantada en los terrenos previstos por el Plan de Residuos de Menorca (aprobado en 2006 por el Consell). En este sentido, la alcaldesa Conxa Juanola ha subrayado el firme compromiso del consistorio y su implicación en la buena gestión de los residuos. Así, la alcaldesa ha afirmado que el tema se llevará al próximo pleno "para avanzar y llegar a un acuerdo imprescindible, ya que es importante tener una visión conjunta de los residuos a nivel de isla". De hecho, la posibilidad de una gestión pública se ha tratado de manera exhaustiva a la Comisión de Presidentes de Corporaciones Locales de Menorca con todos los alcaldes y alcaldesas de la isla para dar una solución de manera unánime.

La propuesta económica que conllevaría la gestión pública es de aproximadamente 2 millones de euros. "Estamos convencidos de que llegaremos a un acuerdo en poco tiempo, esta es la voluntad de todas las administraciones", ha dicho la presidenta Salord. Así, la institución insular ha solicitado al Gobierno de las Islas Baleares su colaboración en cuanto a la inversión económica.

Por su parte, el conseller Javier Ares ha reconocido muy especialmente la tarea a cargo de Cáritas Menorca con respecto al Proyecto de Tratamiento de Residuos Voluminosos durante estos años, al tiempo que ha adelantado las acciones a seguir -de manera conjunta entre las administraciones- para que antes de 2018 la adquisición de la Planta TIV pueda ser una realidad.

Finalmente, Joan Mir recordó la sensibilidad por el medio ambiente y para las personas que sufren que siempre ha puesto de manifiesto Cáritas Menorca. "Proyectos de este tipo son herramientas imprescindibles para conseguir objetivos como la reinserción laboral".

Maó, 19 de mayo de 2017