Menorca Smart Island: Energy and Mobility 2020

Menorca avanza hacia la movilidad sostenible con la presentación en la sede de la Unesco en París del proyecto piloto 'Menorca Smart Island: Energy and Mobility 2020'


El conseller de Medi Ambient y Reserva de Biosfera, Javier Ares, participó ayer en la sede de la Unesco en París en la Asamblea Anual de Reservas de la Biosfera, altavoz del Programa sobre el Hombre y la Biosfera ( MAB).

Representantes de Nissan Iberia y el conseller expusieron el contenido del proyecto piloto 'Menorca Smart Island: Energy and Mobility 2020 (MESIEM 2020)'. El propósito principal de este acuerdo, firmado recientemente entre Nissan y la institución insular, es trabajar conjuntamente en varios proyectos en torno a la movilidad 100% eléctrica y la gestión energética, para que la convivencia de la actividad humana y el patrimonio natural de Menorca sea sostenible.

Diseñado para impulsar la movilidad eléctrica e inteligente en la isla, el proyecto piloto 'Menorca Smart Island: Energy and Mobility 2020 (MESIEM 2020) establece las líneas maestras para el impulso de la conducción sin emisiones de CO2, proponiendo fórmulas para que los residentes de la isla tengan ventajas a la hora de comprar vehículos eléctricos y facilidades para recargarlos. El acuerdo no sólo incluye actividades de movilidad eléctrica sino que avanza en cuestiones de movilidad inteligente, teniendo en cuenta también los sistemas de almacenamiento V2G y XStorage e iniciativas para fomentar el 'carsharing' y herramientas relacionadas.

La celebración estos días en París del Consejo Internacional de Coordinación de la Unesco ha permitido al conseller explicar el trabajo que se hace desde la isla hacia la movilidad sostenible mediante el desarrollo económico basado en tecnologías innovadoras que promueven "la sostenibilidad del territorio y que ayudan al cambio de modelo energético ". Ante un público de más de cien personas, compuesto por embajadores, representantes institucionales y científicos de más de 60 países, Javier Ares subrayó que "Menorca cuenta con las dimensiones y características idóneas para este tipo de proyectos, al tiempo que cumplimos con uno de los objetivos de la Reserva de la Biosfera como es la investigación en la isla a modo de laboratorio. La idea es buscar soluciones a pequeña escala para problemas globales ". En este sentido, el conseller destaca la importancia de la colaboración público-privada.

Desde el departamento de Medio Ambiente se apuesta por el avance en el uso de las energías renovables y en la concienciación. "Durante el verano en Menorca se suman 20.000 coches a los 50.000 existentes durante la temporada de invierno, la gran mayoría de estos de combustión, por lo que debemos seguir trabajando por el uso de la energía renovable".

Maó, 15 de junio de 2017