Especies exóticas invasoras en la Reserva de Biosfera

El Consell Insular y la Conselleria de Medi ambient del Govern llevan a cabo un programa para el control de las especies exóticas invasoras en la Reserva de Biosfera

Folleto Especies Invasoras

El Conseller de Medio Ambiente y Reserva de Biosfera, Javier Ares, y el técnico de Medio ambiente, Àlex Cortada, han presentado hoy en rueda de prensa el programa de control de las especies exóticas invasoras y el trabajo que se está llevando a cabo en la zona norte de Menorca. Las tareas se enmarcan en la colaboración de la Conselleria de Medio ambiente, Agricultura y Pesca con la Reserva de la Biosfera.

La problemática de las especies invasoras

El Consell Insular quiere recordar que las especies invasoras representan un problema a varios niveles (biodiversidad, economía, salud...) y sus efectos se acostumbran a ver acentuados en aquellas zonas de introducción geográficamente pequeñas. En este sentido, encontramos el caso de las Islas Baleares, zonas geográficamente aisladas y con una extensión limitada y reducida. Estas características hacen que los ecosistemas de las islas hayan evolucionado, generalmente, de una manera muy diferente a los ecosistemas continentales, presentando un número más reducido de competidores y mayor cantidad de endemismos.

Esto hace que los ecosistemas insulares sean especialmente vulnerables a las especies alóctonas con capacidad de invasión, puesto que al no encontrarse especies competidoras ni otros factores reguladores de la población propios de su zona de origen, son capaces de reproducirse y extenderse de una manera a la que las especies autóctonas no pueden hacer frente. Esto acaba con el desplazamiento de estas especies nativas que, de desaparecer totalmente y tratándose muchas de ellas de especies endémicas que no se encuentran en ninguna parte más de este planeta, resultaría en una gran pérdida para la biodiversidad. La mayoría de introducciones de especies foraneas se ve promovida por la constante globalización de las sociedades humanas, en que estas introducciones de especies al·lòctones tienen lugar tanto consciente como inconscientemente.

En Menorca, durante los últimos años se han llevado a cabo un gran número de actuaciones destinadas a controlar o erradicar algunas de las especies invasoras que más están afectando a la biodiversidad de la isla. Estas actuaciones contemplan desde la ejecución de un proyecto europeo LIFE-Flora, en que su objetivo fue controlar la conocida como “patata frita“ (Carpobrotus edulis) - especie invasora originaria del sur de África con uno de los impactos más grandes sobre las especies de flora endémicas-, la elaboración de diferentes materiales divulgativos para concienciar a la población sobre esta amenaza, así como también varias actuaciones de voluntariado para la retirada de especies, todas ellas con el objetivo de reducir la presencia de especies invasoras en Menorca. Posteriormente, varias administraciones, como la Consejería, la Demarcación de Costas y también el Consejo, han continuado realizado esfuerzos para su control.

Programa 2017/2018

Para continuar con esta línea de actuaciones, durante el año 2017 e inicios del 2018 se ha contado con el apoyo de la Consejería de Medio ambiente, Agricultura y Pesca del Gobierno Balear, en que se ha ejecutado un programa de control de especies invasoras en espacios de la Red Natura 2000. Este programa ha contemplado tanto el control y erradicación de las principales especies exóticas invasoras de flora, así como actuaciones destinadas a promover la sensibilización de la población hacia la problemática ambiental que generan estos tipos de especies.

Para el control y erradicación de especies de flora invasora, se ha dispuesto de una dirección técnica que ha permitido dirigir y establecer las zonas prioritarias de actuación, así como la elaboración de una cartografía actual con la distribución de las especies exóticas a la superficie de la Reserva de Biosfera, facilitando la gestión.

Para estas actuaciones, que se han distribuido en toda Menorca, se ha contado con dos brigadas de trabajos terrestres: una brigada contratada dentro del programa en cuestión (Brigada de ECOVERD de la Fundación de Discapacitados) y otra brigada aportada directamente por el Consell Insular de Menorca, cada una formada por entre 3 y 5 personas. Hay que destacar la participación de una tercera brigada (de la empresa MAR DE FONS) especializada en trabajos verticales. Esta ha sido una gran novedad en relación a años anteriores, ya que ha permitido por primera vez la erradicación de la “patata frita” (Carpobrotus edulis) en zonas de acantilados, unas zonas muy sensibles e importantes de cara a la presencia de estas especies invasoras por varios motivos: por un lado las zonas costeras tienen una importante diversidad de flora endémica y, por otra banda, actúan de reservorio y zona de expansión para las plantas invasoras, puesto que acostumbran a ser zonas de difícil acceso.

Metodología: extracción manual, dejando los ejemplares extraídos en sacas en zonas de acantilados para su secado (disminuyendo significativamente el peso) evitando el contacto de las partes verdes con el suelo (evitando la propagación). Posteriormente el material extraído se baja hasta el límite costero donde es extraído mediante embarcación.

Resultados: se han destinado un total de 155 jornales al proyecto en 31 días de trabajo, sin tener en cuenta los trabajos que se están llevando a cabo ya dentro del año 2018. Se ha actuado en 15 localizaciones diferentes a lo largo de la isla y se han extraído cerca de 40 toneladas de material vegetal de especies invasoras (concretamente, 39.755 kg), correspondiendo casi la mitad de este peso a las tareas de trabajos verticales en acantilados. Con las tareas desarrolladas durante estas últimas semanas en los acantilados norte-este de Menorca, se sumarán al cómputo total unas 14 toneladas más de material vegetal invasor.

Edición de un folleto sobre especies invasoras en la Reserva Biosfera

Por otro lado, para contribuir a la concienciación y sensibilización de la población sobre la amenaza y los impactos que representan las especies invasoras, se ha editado un folleto informativo de 32 páginas. Se explica qué es una especie invasora, cuáles son sus principales efectos (impactos en biodiversidad, economía y salud), cuáles son las especies invasoras de fauna y flora más relevantes en Menorca, y que podemos hacer entre todos y todas para reducir su impacto mediante una serie de buenas prácticas.
Dirigido directamente a la población juvenil, se está ofreciendo un taller sobre especies exóticas invasoras en los centros educativos de la isla. El taller se encuentra disponible a través del programa educativo Salud Joven y Cultura que elabora anualmente el Consell Insular de Menorca. Es posible solicitarlo a través de su página web (www.salutjove.cime.es).

Hasta la fecha, se han realizado 7 visitas en 4 centros diferentes, en que los talleres han llegado a un total de 142 alumnos. Cifras que se completarán, hasta final de curso, con 7 talleres que involucrarán a 165 alumnos más.
Además, dada la importancia de esta problemática en que también se están viendo afectadas diversas especies de fauna, durando todo el año 2017, personal propio del Departamento de Medio ambiente y Reserva de Biosfera del Consell Insular de Menorca y personal contratado han ido actuando para controlar las poblaciones de tortuga de Florida (Trachemys scripts), una especie invasora de tortuga de agua dulce con importantes efectos sobre la especie de tortuga de agua propia de la isla, la tortuga europea. Por eso, desde abril de 2017 se han instalado cinco trampas de asoleamiento fijas en dos de los puntos con una abundancia más elevada de tortugas de Florida (la Vall y cala Tirant). Todas estas trampas han permitido la captura, hasta la fecha de hoy, de 67 ejemplares de esta tortuga invasora.

Esta metodología se prevé estandarizar y mejorar dentro de la próxima subvención del Govern Balear, en que las especies invasoras de fauna serán uno de los próximos objetivos en términos de actuación.