paralizan prospecciones

Interrumpido uno de los tres proyectos de prospecciones en el Mediterráneo


El proyecto de Seabird, uno de los tres previstos entre Balears y la Península y que afecta a una zona cercana al norte de Menorca, queda interrumpido por presentar fuera de plazo el estudio ambiental. La empresa si quiere reactivarlo tendrá que iniciar nuevamente la tramitación.

Se trata de la campaña sísmica que la empresa noruega Seabird Exploration preveía ejecutar en el Golfo de León, cerca de la costa norte de la Isla.

El motivo de la suspensión es que la empresa ha presentado fuera de plazo el estudio de evaluación ambiental, y por tanto se interrumpe todo el proceso de tramitación para iniciar las prospecciones. En caso de que el promotor quiera reemprender el proyecto, tendrá que empezar de nuevo.

No obstante, todavía siguen en tramitación los otros dos proyectos previstos en el Mediterráneo.

A estos tres proyectos hay que sumarle un cuarto, mucho menor, en manos de Repsol y con el que pretende ampliar la plataforma que dispone frente a Tarragona.